Ene 11, 2019 en Noticias por
Vidrio que ahorra energía

Incrementar la luz natural implica reducir la necesidad de luz artificial lo que se traduce en un ahorro energético que repercute directamente en nuestra factura de la luz. Más luz natural, más ahorro energético. Es muy importante escoger un buen vidrio para nuestras ventanas que tenga una alta transmisión luminosa y que optimice al máximo la energía exterior del sol. Los mejores vidrios tienen una alta selectividad de tal forma que son capaces de filtrar, según la longitud de onda, las radiaciones caloríficas reflejando esos rayos e impidiendo que penetren en nuestra vivienda pero a la vez, permiten que entren los rayos de luz natural sin obstrucción. Los vidrios que nos ayudan a ahorrar, tienen un bajo factor solar para evitar el calentamiento no deseado del interior y una alta transmisión luminosa para aprovechar que la luz natural penetre en nuestra vivienda.

Prestaciones:

  • Control y aprovechamiento de luz solar
  • Aislamiento térmico evitan calentamiento interior
  • Reducen el consumo de energía
  • Reducción de emisiones de CO2
  • Ahorro en la factura de la luz