Este chalet unifamiliar aislado, dispone de un porche trasero abierto y cubierto que utilizan a modo de merendero pero que solo pueden aprovechar los meses de verano. Ahora lo hemos cerrado con puertas correderas de carpintería de aluminio color gris grafito para convertir ese espacio en una zona muy útil todo el año. En verano las puertas correderas se abren para poder transitar hacia el jardín de forma fácil y durante las noches que refrescan se pueden cerrar para poder preparar cenas de una forma agradable. En los meses de invierno tienen una confortable estancia. En Manuel Zamora ofrecemos soluciones siempre con carpinterías de alta eficiencia.

Detalles del proyecto
  • 13 septiembre, 2018Fecha:
  • Categorías:
Me gusta?
Más opciones compartir

Este chalet unifamiliar aislado, dispone de un porche trasero abierto y cubierto que utilizan a modo de merendero pero que solo pueden aprovechar los meses de verano. Ahora lo hemos cerrado con puertas correderas de carpintería de aluminio color gris grafito para convertir ese espacio en una zona muy útil todo el año. En verano…