En muchas ocasiones tienes una vivienda unifamiliar con un patio trasero de grandes dimensiones que no utilizas y que al principio pensabas que te proporcionaría mucha vida en verano con una mesa y unas sillas, donde podrías tener muchas plantas que cuidar pero que con el tiempo te has dado cuenta que al final se convierte en un espacio muerto y muy poco acogedor, donde acumulas trastos que las inclemencias del tiempo te deterioran.

La primera pauta es disminuir las dimensiones descubiertas del patio y para ello vamos a cerrar con carpintería fija y con carpinterías correderas y vamos a cubrir con un tejado de planchas de polipropileno que instalamos de forma fácil, rápida y económica. Al reducir las dimensiones del patio lo que estamos creando son dos ambientes totalmente diferenciados y mucho más útiles, uno exterior como el que ya tenías pero más acogedor y uno nuevo cubierto donde se pueden colocar mesas y sillas y te puedes encontrar mucho más cómodo. Esta nueva zona cerrada tendrá siempre un aspecto insuperable pues las plantas no se deterioran y las inclemencias del tiempo no lo humedecen y ensucian. No hay que tener solo en cuenta el diseño, sino también el mantenimiento de los espacios.

Con esta división del patio los más pequeños siempre podrán salir fuera de la vivienda a jugar sin miedo a que se quemen con el sol, se mojen con la lluvia o pasen frío. Aprovechamiento al máximo.

Detalles del proyecto
  • 16 abril, 2018Fecha:
  • Categorías:
Me gusta?
Más opciones compartir

En muchas ocasiones tienes una vivienda unifamiliar con un patio trasero de grandes dimensiones que no utilizas y que al principio pensabas que te proporcionaría mucha vida en verano con una mesa y unas sillas, donde podrías tener muchas plantas que cuidar pero que con el tiempo te has dado cuenta que al final se…