Sep 11, 2018 en Miradas de edificios por
Miradas de edificios

Vamos a reservar este apartado para hablar de vanos, de esos huecos que se abren en los muros opacos de los edificios y donde se colocan ventanas y puertas a veces originales, bellas, antiguas o curiosas, como ojos que observan desde lo más profundo del interior de las edificaciones.

Hay que escoger una puerta “dentro del laberinto”

puertas de la película dentro del laberinto

Es muy importante escoger la puerta adecuada.

Para nosotros, una buena puerta es segura, duradera, con un diseño innovador y eficaz. Pero cuando atravesar una puerta te conduce a una muerte segura y escoger la puerta adecuada te salvará la vida, entonces, el cuento cambia. Todos conocemos el reconocido acertijo que se hizo famoso en la película “dentro del laberinto” en el que delante de cada puerta hay un guardián y solo podrás hacer una pregunta para saber cuál es la puerta buena y cuál es la puerta mala. Pero, uno de los dos guardianes dice la verdad y el otro miente… con lo que aunque preguntaras a cualquiera de ellos si su puerta es la buena no sabrías si te está diciendo la verdad o una mentira.

¿Cómo podemos escoger la puerta correcta con una única pregunta?


Cerraduras, mecanismos de cierre

La funcionalidad de una puerta es permitir o no traspasarla. Un hueco abierto en una estructura sólida tiene que poder abrirse y cerrarse manteniendo la seguridad de toda la construcción. Por ello, el elemento más importante que toda puerta ha de tener es una eficaz cerradura. A lo largo de la historia las cerraduras de las puertas han ido evolucionando su mecanismo y mejorando su función desde una sencilla tranca o alamud a modo de pasador hasta las actuales cerraduras digitales inteligentes con código, huella o tarjeta.

Hoy vamos a hablar de la cerradura de la puerta de la casa de la abuelita de Caperucita Roja. Todos conocemos el famoso cuento pero si hemos leído el original de Perrault, habremos tenido que recurrir al diccionario en dos ocasiones por lo menos.

cerraduras eficaces para puertas… No tardó mucho el Lobo en llegar a la casa de la Abuela; llamó: “Toc, toc”.

– ¿Quién es?

– Soy su nieta, Caperucita roja -dijo el Lobo, desfigurando la voz-, y le traigo una torta y un tarro de mantequilla que le envía mi madre.

La buena de la Abuela, que estaba en la cama porque se encontraba un poco mal, le gritó:

– Tira de la aldabilla y caerá la tarabilla.

El Lobo tiró de la aldabilla y se abrió la puerta. Se arrojó sobre la buena mujer y la devoró en un santiamén, pues hacía más de tres días que no había comido. …

“Tira de la aldabilla y caerá la tarabilla”. Este era el sistema de cerradura de la puerta de la casa de abuela, que como explica el libro, se encontraba postrada en la cama y por ello tenía un dispositivo para que se pudiese abrir desde fuera.

La aldabilla es una pieza de hierro en forma de gancho, que, entrando en una hembrilla, sirve para cerrar puertas.

La tarabilla es un pequeño trozo de madera que sirve para cerrar puertas y ventanas.

El sistema de la cerradura es eficaz pero indicarle al lobo como abrir la puerta fue el error que cometió la abuela. Para que tu mecanismo de cierre sea eficaz, no abras la puerta a desconocidos.


Puertas y Falsas Puertas

Sabemos que cualquier pared, ya sea de un edificio, una verja o una cerca, ha de tener un agujero o abertura para poder traspasar el obstáculo y entrar o salir por él de un lado al otro. Este vano que se crea ha de tener la altura adecuada que actualmente suele ser aproximadamente de 2 metros 10 centímetros desde el suelo y debe llevar un armazón de madera, aluminio, acero u otro material que se fija con unos herrajes o goznes al quicial para que girando se pueda abrir o cerrar, además podría llevar un cerrojo o similar para impedir su apertura. Estamos hablando de PUERTAS.

Las puertas son elementos que existente desde siempre en la arquitectura. No es como las ventanas que podemos considerarlas elementos arquitectónicos del siglo XVII. Se establece que la puerta más antigua de la historia es la Falsa Puerta de la Tumba de Ika en madera, que está en el Museo de El Cairo.

Falsa Puerta de Edfu¿Qué es una Falsa Puerta? En el antiguo Egipto, una Falsa Puerta era el umbral entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Se construían en un solo bloque de madera o piedra de forma monolítica, a veces incluso pintada, ya que no estaba destinada a ser utilizada como el uso normal de una puerta. Los pares de jambas se colocaban dando la sensación de profundidad y aunque algunas podían tener elementos móviles, lo normal es que no se abrieran y cerrasen ya que estaban destinadas a que solo las entidades espirituales las atravesasen, aún así en muchas ocasiones se colocaban falsos cerrojos grabados sobre las puerta y se decoraban los dinteles con inscripciones.

Para los antiguos egipcios las Falsas Puertas eran puertas reales de paso hacia el inframundo. En la foto observamos una sala rectangular que corresponde al Santuario del templo de Edfu. A esa zona solo podía acceder el faraón porque albergaba su barca sagrada y la falsa puerta por la que accedería el faraón al mundo de los muertos.

La Puerta se concibió como una abertura para pasar de un lugar a otro y a lo largo de los años y a pesar de todos los estilos, creencias, modas y tendencias, una Puerta mantiene su estructura e idea original tal cual se ideó hace más 6.000 años.



La famosa ventana de Felipe II

felipe II en ValladolidEl antiguo palacio de Pimentel, en la ciudad de Valladolid ahora la Diputación Provincial, alberga dos ventanas muy famosas.

Una por ser una obra arquitectónica destacable del plateresco con magníficos detalles decorativos tallados en piedra.

Otra ventana que se abre hacia la plaza de San Pablo, es famosa porque por ella salió la comitiva en el bautizo del Rey Felipe II (el Prudente) el 5 de junio de 1527. Cuenta una leyenda que para recibir las aguas bautismales en el majestuoso convento de San Pablo, no pudieron salir por la puerta principal pues entonces debería bautizarse en la iglesia de San Martín de mucho menos prestigio. La tradición decía que el recién nacido  fuera bautizado en la zona que correspondiese a la iglesia más cercana. Aunque actualmente se cree que el motivo por el cual sacaron al “Rey del Imperio donde no se ponía el Sol” por una ventana por la que se construyó un pasadizo elevado y no por la puerta del palacio fue para que la comitiva no tuviera que pisar la calle que no estaba higiénicamente asfaltada. La realidad es que 15 días después de su nacimiento en Valladolid, el emperador Carlos I de España, sacó a su heredero por una ventana de Valladolid.





La ventana indiscreta

Se trata de la ventana más famosa del cine Rear Window, es el título de la película del 1954 dirigida por Alfred Hitchcock en la que un reportero fotográfico se ve obligado a permanecer en reposo con una pierna escayolada. A pesar de la compañía de su novia y de su enfermera, procura escapar del aburrimiento de la reclusión en su vivienda, observando desde la ventana de su apartamento con unos prismáticos lo que ocurre en las viviendas de enfrente y las costumbres de sus vecinos. Una bella chica que no para de bailar, unos recién casados que se insinúan muy enamorados tras una persiana, una solterona que intenta no estar sola, un dudoso compositor, un escultor un poco sordo y un marido que se queda sospechosamente sin esposa. Todo lo que va ocurriendo, las discusiones, la limpieza de un cuchillo y la salida varias veces de un viajante con una maleta llevan al observador tras la ventana a conjeturar cómo el marido ha matado a su mujer desaparecida.

Y es que unas ventanas dan para mucho.






La increíble relación gato-ventana

gatos en las ventanasA nadie le sorprende la misteriosa relación que tienen los gatos con las ventanas. La imagen de un gato en la poyata mirando a través del cristal es algo habitual, se pasan horas en calma curioseado el exterior. No les importa nada de lo que transcurre en el interior de la vivienda su afán curioso consiste en la quietud de observar a través de la ventana el movimiento del mundo exterior. Lo más curioso es que mientras más altura tenga el edificio desde el que examinan atentamente, mucho más emoción a la hora de cotillear a través del hueco; no hay vértigo y las vistas son más atractivas.

Las ventanas son los lugares más interesantes de las casas, proporcionan entretenimiento y estimulación visual. Además son las zonas por las que entra el sol y la luz natural que es necesaria y beneficiosa para el organismo para asimilar vitaminas y fortalecer el sistema inmunológico. No es de extrañar que cada vez busquemos ventanas más grandes que nos proporcionan mayor calidad de vida, a nosotros y a nuestras mascotas.


Los artesanos egipcios de hace más de 3000 años que empezaron a fabricar el vidrio incoloro ya tenía al gato como animal doméstico por lo que la relación se remonta a la ribera oriental del delta del Nilo y esta relación entre el gato curioso y la ventana, continua hasta nuestros días por que es el primer sitio por donde entran al hogar los primeros rayos del sol de la mañana y en verano es el lugar fresquito donde mejor se respira. Las ventanas son fuente de vida y los gatos nos lo muestran cada día.


Ventana Inglesa

Según los estilos de arquitectura y los diferentes países encontramos modelos de ventanas singulares. Una de las ventanas más útiles que llega a nuestros días desde mediados del siglo XIX, la época que coincide con la industrialización de Inglaterra durante el reinado de la reina Victoria es la bay window. En esta época se desarrolla un estilo arquitectónico rico en ornamentación y con abundancia de elementos de extensión de la vivienda como porches, galerías, bow windows, torres… se trata de la arquitectura victoriana.

La bay window o ventana inglesa, es un modelo muy reconocible que principalmente se diseña para proporcionar una vista más amplia del exterior y generar un mayor espacio interior. Habitualmente pueden confundirse con miradores pero la diferencia está en que las ventanas laterales, en las bay window, se colocan en ángulo con la idea de dar una apariencia redondeada desde el exterior de la casa y entonces la denominamos bow window,  como una ventana de arco. Otra diferencia con un mirador es que la bay window debe ir colocada sobre una ménsula.

Se trata de ventanales muy señoriales que sobresalen de la pared hacia el exterior agregando un poco más de espacio útil a la estancia y además permiten que entre más luz, mejorando además la visibilidad a ambos lados de la casa.


Óculos

Iniciamos esta sección de ventanas interesantes pensando que una ventana no deja de ser otra cosa que los ojos desde los que un edificio mira al exterior del mundo. Por lo tanto, las primeras ventanas de las que vamos a hablar son las llamadas óculos, del latín “ojos” y son ventanas de forma circular u ovalada y en general se llama así a cualquier vano o abertura con esa forma. Típicas ventanas de las buhardilla, se considera un elemento clásico de la arquitectura francesa del s.XVII.

Si hablamos de óculos muy pequeñitos nos referimos a ojos de buey que son las ventanitas de los mamparos exteriores de los barcos, aviones y naves espaciales. Curiosamente estas ventanas adoptan forma circular porque soportan mejor las cargas y las presiones que ejerce el casco exterior sobre el hueco ya que al tener forma circular, se comprime igualmente por todos los lados liberando las tensiones de una forma más eficiente,

Se asocian las ventanas redondas a desvanes o viejas buhardillas que portan una tenue y acogedora luz al interior y una sutil vista del exterior y que en la decoración moderna las podemos integrar simulando un ambiente marinero. Lo que es innegable, es que una ventana redonda proporciona un aspecto mucho más romántico a la estancia interior.