Oct 9, 2018 en Noticias por
Mejora tu calidad de vida

Mayor confort, reducción de la factura energética, obras poco costosas y sencillas… Cambiar las ventanas por unas más eficientes es una decisión que puede ayudarnos a ahorrar y ganar en bienestar.

Pensar en el cambio de ventanas nos produce un terror infundado a las obras, y es un completo error porque un cambio de carpinterías es una obra rápida que no requiere trabajos de albañilería y además poco costosa. Con un buen equipo de profesionales con experiencia y encargando unas carpinterías a medida, no notarás que has hecho obra en casa.

Cambiar las ventanas por unas más eficientes solo genera ventajas que comenzarás a notar desde el primer minuto:

  1. Mejora en la temperatura y confort de todas sus estancias. Al aislar mucho mejor tu vivienda del exterior. Si fuera hace frío, el calor de tu vivienda no lo perderás por unas carpinterías no estancas y fabricadas con materiales poco aislantes. Si fuera hace excesivo calor, la temperatura de tu vivienda se mantiene estable.
  2. Ahorro económico. Se producirá una bajada de tu factura energética. Tanto de calefacción como de aire acondicionado, lo que conlleva una amortización del gasto inicial en pocos meses.
  3. Eliminación de la entrada de agentes contaminantes, tan dañinos para nuestra salud como es el polen y los ácaros. Cada día, debido a la polución atmosférica, nos encontramos con un mayor número de alergias, pongamos barreras contra ellas, y mejorarás la salud familiar.
  4. Mejora en el comportamiento aislante y acústico.Las nuevas ventanas se fabrican con sistemas de cierre que cada día son más difíciles de abrir desde el exterior y por tanto proporcionan una mayor seguridad a nuestra vivienda además de aislarla completamente del exterior para que los ruidos de la calle no interfieran en nuestra vida cotidiana y nuestro descanso.
  5. No requieren ningún tipo de mantenimiento especial, y aportan un ahorro de tiempo a nuestras vidas por su fácil y cómoda limpieza. Las carpinterías de madera requieren mantenimiento y barnizado casi todos los años, las de hierro también requieren repintarlas, incluso las carpinterías antiguas de aluminio se desajustan y pierden propiedades. Las nuevas carpinterías de aluminio con rotura de puente térmico se mantienen perfectas con el paso del tiempo y se limpian fácilmente con un paño húmedo.
  6. Por último, no nos olvidemos del cambio de look que damos a nuestra casa. Una ventanas nuevas aportan belleza a nuestra vivienda, tanto exterior como interior además de proporcionar un nuevo confort, bienestar y felicidad nos dará vida “renovarse o morir”.