Ago 1, 2018 en Noticias por
Ahorro energético

Las ventanas son los elementos principales de las viviendas, por donde nos entran los ruidos exteriores de la calle y por donde se escapa la mayor parte de la energía de nuestra vivienda, con pérdidas que llegan al 30% del total. Por ello, y de cara al invierno, es importante pensar en una sustitución de las ventanas viejas por otras que nos ayuden a ahorrar en calefacción.

Para escoger bien nuestras ventanas y que la inversión que realicemos la podamos rentabilizar en el menor tiempo posible, tenemos que valorar tres puntos importantes:

1.- El material (aluminio, madera o PVC)

En el caso de carpinterías de aluminio recomendamos siempre con rotura de puente térmico para que el aluminio no funcione como transmisor de la energía. También podemos utilizar carpinterías de PVC combinados con aluminio o acero para conseguir más resistencia. Lo importante es consultar con profesionales que nos ayuden con una elección adecuada a nuestras necesidades y del tipo de vivienda que tengamos.

2.- Tipo de ventana según su apertura (abatibles, correderas o fijas)

Lo mejor es colocar fijos en la mayor parte posible de la vivienda para minimizar las pérdidas de energía al evitar cierres y partes móviles. Aunque es necesario ventilar y abrir y cerra ventanas, pero hoy en día hay una amplia gama de cierres herméticos que cumple las exigencias del CTE.

3.- Colocación

Una buena carpintería es eficiente cuando se ha instalado correctamente. La ventanas mal colocadas pierden toda su eficacia, por ello hay que contar siempre con profesionales que preparen el hueco e impermeabilicen bien para evitar filtraciones de humedad, ruido y pérdidas de energía.

Tener un hogar tranquilo y confortable es tan sencillo como colocar carpinterías que cumplan con el nivel de aislamiento requerido. Asesórate por nuestros expertos en carpinterías Manuel Zamora de todas las novedades del mercado y de cual es el modelo de ventana que mejor se ajusta a tu vivienda. Presupuestos sin compromiso.